Superficie: 26,60 Km2
Número de habitantes: en torno a 43.000
Gentilicio: benalmadenses
Visitas Destacadas: iglesia de Santo Domingo, jardines de El Muro, Museo Arqueológico, castillo Bil-Bil. Castillo de Colomares, jardín de Las Águilas, Estupa Budista, torres vigías (Torrebermeja, Torrequebrada, Torremuelle),
Plaza de España, Casco histórico de Benalmádena – Pueblo, restos romanos de Benalmádena – Costa.
Situación Geográfica: en la comarca de la Costa del Sol Occidental, a 20 kilómetros de Málaga capital
y a una altitud sobre el nivel de mar de 280 metros. La precipitación media anual se sitúa en 610 l/m2
y la temperatura media se aproxima a los 18º C.
Información Turística: Oficina de Turismo, C/ Antonio Machado, 10 (29630, Benalmádena - Costa). Tlf: 952 442 494/952 441 295; Fax: 952 440 678, turismo@benalmadena.com, www.benalmadena.com
Entre las singularidades que presenta este municipio, cuyas tierras se extienden desde las estribaciones de
la ladera sur de la Sierra de Mijas hasta el borde del mar, la más llamativa es que consta de tres núcleos urbanos, ya prácticamente unidos entre sí pero no obstante bien diferenciados: Benalmádena Pueblo, Benalmádena Costa y
Arroyo de la Miel.
El primero de ellos, el más antiguo, es el típico pueblo andaluz encalado
-en este caso con un notable esmero-, de calles estrechas, plazas para el sosiego y con unos formidables miradores sobre la Costa del Sol, dada la altura a la que está situado el casco urbano (casi 300 metros) y su proximidad al mar.
Arroyo de la Miel, una pedanía que debe su desarrollo a la estación del tren de cercanías y que es el centro económico del municipio, concentra buena parte de la población y de los servicios municipales, mientras que Benalmádena Costa es la zona más internacional y es aquí donde se halla la oferta turística de sol y playa: grandes hoteles, casino, puerto deportivo y comercios de todo tipo.
Por su ubicación, su sólida planta hotelera y su amplísima oferta de ocio (playas, puerto deportivo, senderismo, telecabina, parques de atracciones –Tivoli, Selwo Marina, Sea Life-, golf…, amén de una intensa actividad cultural en artes plásticas, artes escéncias y música), Benalmádena es uno de los municipios punteros de la provincia de Málaga en el ámbito turístico.
Los primeros asentamientos humanos en este municipio tuvieron lugar en el Paleolítico Superior, como lo prueban los restos hallados en las cuevas del Toro, los Botijos o las Zorreras. Los fenicios se establecieron en esta zona entre los siglos VIII y VII a.C. –también existen restos de ello en la zona costera-, y más tarde los romanos (fábrica de salazones en Benal-Roma y restos de villas en Torremuelle y Capellanía). Pero fueron los árabes quienes dieron origen a la denominación del municipio.
En efecto, el actual nombre parece ser que deriva del sonido árabe Ibn al-Madin, que significa hijos de las minas, en referencia a las antiguas minas de hierro localizadas en esta zona. No es ésta la única hipótesis sobre el origen del nombre del municipio, pero sí la más aceptada por estudiosos e historiadores.
Las tropas cristianas no sólo conquistaron el pueblo, sino que lo destruyeron, y junto a él su castillo, desde donde se ofreció una tenaz resistencia al ejército de los Reyes Católicos. A finales del siglo XVI es repoblado por cristianos viejos, que no consiguieron asentarse en la zona debido, principalmente, a la inseguridad a que estaban sometidos por los continuos ataques procedentes del mar. Las torres vigías que aún existen cercanas a la costa provienen de aquella época.
Con la puesta en marcha de varias fábricas de papel en el siglo XVIII, la zona empieza a recuperar una población estable, que iría en aumento años más tarde con el cultivo de la vid, el cual desapareció a principios del siglo XX como consecuencia de la plaga de la filoxera. El fenómeno turístico, que en Benalmádena empezó en la década de los 60, vendría a impulsar la actividad económica de una manera imparable.
Cómo Llegar
La localidad está perfectamente comunicada con la Costa del Sol por la autovía del Mediterráneo (AP-7; N-340), y por tren (cercanías) también lo está con Fuengirola, Torremolinos y la capital de la provincia